Fede Bal volvió al país y lloró al contar la verdad de su accidente: «Tuve miedo de perder el brazo o directamente…» – Revista Paparazzi

Fede Bal volvió al país y lloró al contar la verdad de su accidente: "Tuve miedo de perder el brazo o directamente..."

Le dio una nota a Intrusos en el mismo aeropuerto de Ezeiza, apenas regresado de Río de Janeiro.
TEVE
TEVE

Con sus inseparables Carmen Barbieri y Sofía Aldrey como laderas y lugartenientes de fierro, Federico Bal regresó a la Argentina luego de ser operado en Brasil tras sufrir un grave accidente con un parapente en el que grababa escenas para el programa que conduce desde hace muy poco, Resto del mundo. En el mismo aeropuerto de Ezeiza, el actor le dio un reportaje a Intrusos en el que lloró al recordar lo que le sucedió en la isla de Paratí, en pleno estado de Río de Janeiro.

Sentado en una silla de ruedas, con un cabestrillo que le protegía la zona afectada por el golpazo y abrigado por un buzo con capucha que le escondía una incipiente cabeza calva, Fede dialogó primero con el notero Gonzalo Vázquez y después pasó a charla con la conductora Florencia de la Ve y cada uno de sus panelistas. En una situación así, cualquier se hubiera rehusado a la charla. El no: amable como siempre, se prestó a un diálogo largo, profundo, sincero y emotivo.

"¿La verdad, Flor? Tengo que decirlo. No se dan una idea de lo feliz que estoy de volver. De estar otra vez en mi país. De estar acá y escuchando argentinos, porque la atención que me dieron eb Brasil fue espectacular y no tengo más que palabras de agradecimiento para todos ellos, que fueron geniales, pero no les entendía nada y necesitaba volver a mi país, estar acá", contó Fede Bal.

"Tengo que ser sincero, y en un momento me asusté mucho. Tuve mucho miedo, de perder el brazo porque estaba muy muy fea la cosa, y porque en un momento estaban todos los huesos sueltos, la sangre que salía para todos lados, y parecía que me estaba muriendo de a poquito. Estábamos en una isla alejada de todo, muy rústica, y en un momento me miré el otro brazo y dije "bueno, me queda uno, porque esté me parece que lo perdí para siempre". Ahí tuve mucho miedo. Al principio respondí bien, no sé de donde saqué la tranquilidad, pero cuando pasaban los minutos y aumentaba el dolor, me asusté y me impresioné", reconoció.

Después, dijo que pensó mucho en su papá, Santiago Bal. "Se que me ayuda desde algún lado, que me protege, y se ve también que allá arriba no me quieren todavía porque me pasó de todo y aún no me llevaron", y sin perder el humor arriesgó que "también quiero acordarme de la gente que está acá, en este plano, y me ayudaron un montón, como la gente del hospital, el embajador Daniel Scioli y la línea aérea que trasladó a mi mamá y a Sofía, mi novia. Era como una película de Tarantino, la sangre, los huesos salidos, era dantesco todo".

Así como destacó la figura de su mamá ("Imaginate que llegó al hospital antes que yo, y cuando la vi me quebré y me puse a llorar mucho"), Fede se detuvo en su novia, Sofía Aldrey, a quien le prometió casamiento estando bajo los efectos de la morfina. "Ella es demasiado para mi. A veces pienso que se merece otra cosa. Y otras cosas. Porque no puede ser que siempre vamos a consultas, hospitales, clínicas. Ahora en Río de Janeiro no estábamos caminando por Copacabana tomando capirinha, sino en una habitación de un hospital donde me tenía que poner en cuatro y ella limpiandome las partes... ¿A vos te parece tener esta imagen? le decía. Y bueno, es la mujer de mi vida".

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig