Las angelitas confesaron sus cirugías estéticas: qué se hicieron y cuál es la única que no se operó – Revista Paparazzi

Las angelitas confesaron sus cirugías estéticas: qué se hicieron y cuál es la única que no se operó

Las panelistas de Angel de Brito reconocieron cada paso por el quirófano, pero una sigue "invicta".
TEVE
TEVE

Sin Angel de Brito, aislado en Miami a la espera de recibir el alta por covid y de esa forma retornar a la Argentina, las Angelitas de LAM tuvieron tiempo para hacer un poco de "terapia" al aire. Encabezadas por Cinthia Fernández, quien decidió contar una complicada operación que le hicieron en las mamas, todas confesaron sus cirugías estéticas. Todas menos una: Maite Peñoñori no pasó por el quirófano ni tiene la idea de hacerlo.

"Después de tener a las nenas, en la parte del.... bueno, vamos a decirlo, el pezón, me quedaron en las dos lolas dos sombras enormes, como si fueran hamburguesas pero de las xxl. Me molestaba mucho estéticamente. Mucho. Por ejemplo, me quería poner una malla para ir a la playa o a una pileta y estaba acomplejada, porque no me gustaba que se viera la sombra", recordó Cinthia del motivo que la llevó a operarse.

"Yo ya me había hecho las lolas de joven, y esta vez entré para corregirme eso. Además, me había quedado una más grande que la otra. Entonces me operé. Me sacaron los dos pezones, literal, y los recortaron como si lo hicieran con una tijera. Me quedaron bien pero perdí toda la sensibilidad. Ah, y por los partos tengo una cicatriz trenda acá adelante. ¿Vio, señora? Usted piensa que somos unas diosas y estamos todas recauchutadas", bromeó Cinthia Fernández.

"¿Se dio cuenta, señora? Usted nos ve como diosas y estamos súper recauchutadas" reflexionó Cinthia Fernández después de contar sus cirugías.

Las palabras de Cinthia generaron una catarata de confesiones. Nancy Duré contó que "yo no perdí sensibilidad, por suerte, porque es lo que más me gusta. Yo siempre tuve mucho y hasta tuve complejo de tetona, pero después de amamantar me habían quedado caídas. Yo trabajaba en Infama, y una vez vino un cirujano. Le dije que era la única que no estaba operada, y me empezó a insistir tanto que me convenció. Yo quedé conforme".

"Yo no tenía nada, era un pibe, vivía acomplejada. Entre perder sensibilidad y tener lolas, elegí tener y me operé" reconoció Yanina Latorre.

Mientras Barby Franco contó que se hizo las lolas "a los 17 y ya tengo 30" y admitió que "de una perdí sensibilidad pero de la otra no", Yanina Latorre aseguró que "No les creo a los que dicen que perdieron sensibilidad. Yo era un pibe, no tenía nada, estaba completamente acomplejada y entre tener lolas y perder sensibilidad elegí tener lolas, y estoy conforme. No siento nada, pero tengo lo que quería tener".

"Me las hice a los 17", contó Barby Franco. "Yo me las levanté porque tenía mucho y después de amamantar se habían caído", reconoció Nancy Duré.

Pía Shaw dio una versión diferente de los motivos que pueden llevar a una mujer a tocarse el busto: "Yo tenía mucho, muchísimo. Tanto que a veces me encorvaba. Entonces lo mío no fue una cuestión estética sino de salud, hasta para corregir una postura. Me saqué 400 de cada lado, para que se den una idea de cuánto tenía. Quedé satisfecha, pero al poco tiempo me volvieron a crecer. Por eso a veces digo que soy un Gremlin".

"Yo me saqué porque siempre tuve mucho, mucho, mucho. Igual me volvieron a crecer, por eso digo que soy un Gremlin", bromeó Pía Shaw. "Nunca me operé", finalizó Maite Peñoñori.

A un costado, calladita, la que observó sin hablar fue Maite Peñoñori. Tenía un motivo para no participar activamente de la charla. "Yo no me hice nada. Y le digo a mi mamá que se quede tranquila, que nunca me hice nada y que por el momento no pienso hacerlo", dijo, aunque destacó que "todas las mujeres tienen el derecho de decidir sobre su cuerpo".

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig