in

Lourdes Sánchez sufrió bullyng en sus clases de danza: “Me dijeron que nunca iba a ser bailarina por ser morocha”

En Podemos hablar, la bailarina recordó lo mal que la pasó en las clases cuando era solo una niña.

En PH, Podemos hablar, el ciclo de Andy Kusnetzoff en las noches de los sábados, en la pantalla de Telefé, los famosos se abren y cuentan historias que tenían muy bien guardadas. Esta vez fue el caso de Lourdes Sánchez, quien recordó que de niña sufrió dos episodios graves de bullyng.

“Es re loco. Yo recuerdo al colegio como algo hermoso, pero también hubo un momento donde la pasé muy mal. Eso fue ni bien entré al colegio, a los 6 años. En primer grado mis compañeros me decían ‘leche chocolatada’ y yo iba a mi casa llorando. Yo soy morochita y me decían eso y me iba a mi casa llorando a mares”, comenzó narrando.

“Mi mamá me trataba de consolar primero, me decía que no haga caso. Leche chocolatada era mi apodo. Fue horrible”, dijo Lourdes.

“Los chicos en su inocencia no se dan cuenta del daño que hacen, pero para que yo hasta el día de hoy lo recuerde es porque me jodió, te marca mucho. En el primario ponele que se hagan bromas porque somos chicos, pero en el secundario ya es inaceptable”, agregó la mujer del Chato Prada. “Mi mamá me trataba de consolar primero, me decía que no haga caso. Leche chocolatada era mi apodo. Fue Horrible”, aportó.

LA BELLA LOURDES CON SU TUTU.

Pero eso no fue todo. El peor momento era fuera de la escuela: en sus clases de danza. “Y después me pasó también en danza. Hay todo un tema a veces en danza clásica que tenes que ser súper blanca para ponerte tutú plato. Yo tenía una maestra que me decía: ‘Vos nunca vas a poder ser bailarina porque sos morocha’. Horrible. Y lo tengo grabado”, dijo.

“En el primario ponele que se hagan bromas porque somos chicos, pero en el secundario ya es inaceptable”, agregó Sánchez.

“Una mujer africana nunca podría hacer el Lago de los Cisnes”, aportó Freddy Villarreal, quien también la pasó mal en el último tiempo. “Pero claro. Y hay. Obviamente que hay muchas chicas y eso es algo que a mí me dejó re marcado. ¿Y yo que hice? Me puse a trabjar duro y obligadamente me tuvieron que poner el tutú y ser la bailarina principal”, terminó Lourdes, que la rompió varias veces en la pista de Marcelo Tinelli en el Bailando por un sueño, que se prepara para regresar pronto, y es considerada una de las más completas de nuestro país.

Comentarios