Marcelo Polino habló de sus tratamientos de belleza: “El bótox y la terapia deberían venir en la canasta familiar” – Revista Paparazzi

Marcelo Polino habló de sus tratamientos de belleza: “El bótox y la terapia deberían venir en la canasta familiar”

Con un sentido del humor desconocido, el ácido jurado del Bailando reveló sus truquitos para verse y sentirse bien.
TEVE
TEVE

Muchos son los famosos que echan mano a diferentes truquitos de belleza para verse (y sentirse) bien. Terapias alternativas, mascarillas, electrodos y un sinfín de opciones logran que el cutis y el cuerpo se vean más jóvenes y livianos. Y Marcelo Polino no es la excepción.

Invitado al programa de Mirtha Legrand, con Juana Viale como conductora en reemplazo de su abuela, el ácido jurado del Bailando por un sueño mostró su costado desconocido.

Con un humor que no deja ver habitualmente, divirtió a la mesa en pleno con sus comentarios. “Yo siempre digo, un poco en broma y un poco en serio, que el bótox y la terapia deberían venir en la canasta familiar. Uno sin arrugas y con un terapeuta no le rompe las bolas a nadie”, lanzó arrancando las risas de los actores Puma Goity y Valentina Bassi.

“El bótox es porque me gusta cuidarme. Soy muy coqueto”, agregó Polino, quien vive en una casona en el barrio de la Recoleta.

MARCELO JUNTO A SUS COMPAÑEROS DEL BAILANDO.

“¿Te puedo preguntar la edad?”, le consultó Juana. “Pedime la declaración jurada de bienes, pero no me preguntes eso”, respondió. “Soy de la escuela Legranesca”, agregó en referencia a los años en que La Chiqui se negaba a hablar de su edad.

"Cuando vovía del Bailando, una de la mañana, no podía dormir después de sándwich de milanesa y Nacha me dijo eso es la carne y me fue guiando”, detalló.

Polino, quien guiado por su amiga Nacha Guevara se volvió vegetariano hace siete años hizo hincapié en el cuidado de su salud y su cuerpo. “Yo tengo entre cuatro y cinco trabajos diarios, entonces tengo que tener una muy buena salud. La alimentación es clave”, explicó.

POLINO ES MUY CUIDADOSO CON SU ROPA.

“Cuando vovía del Bailando, una de la mañana, no podía dormir después de sándwich de milanesa y Nacha me dijo eso es la carne y me fue guiando y me cambió y me ayudó”, detalló.

“Me cuido un montón, hago medicina ortomolecular, hago la terapia con los sueros y me gusta verme bien y sentirme bien. Yo si me veo bien estoy más contento, estoy con más buena onda”, concluyó.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig