Nazarena Vélez confesó que discutió con su hermana horas antes de morir: “Me enojé porque…” – Revista Paparazzi

Nazarena Vélez confesó que discutió con su hermana horas antes de morir: “Me enojé porque…”

La actriz reveló que el último recuerdo junto a Jazmín fue una pelea por un entredicho.
TEVE
TEVE

Con las cicatrices de un dolor inmenso, Nazarena Vélez juntó valor para revelar una de las espinas más punzantes que estuvieron clavadas en su corazón durante años y describió que discutió con su hermana Jazmín unas horas antes que sufriera un accidente vial, que le costó la vida.

En el marco de la edición de LAM del lunes, en la se armó un debate respecto a la relación de hermanos, la actriz tomó la palabra para narrar su experiencia personal y narró la última interacción que mantuvo con su ser querido en su propia casa.

Jazmín apagó su luz a los 21 años, allá por el 2010, cuando viajaba a borde de un auto por la autopista Perito Moreno, a la altura de Liniers a las cinco de la mañana, y como producto de un choque salió despedida sobre la calzada, lo que le produjo una muerte instantánea. 

Nazarena recordó el intercambio que protagonizó con su hermana en esa noche y exteriorizó: “Estaba peleada con Jazmín cuando ella murió, eso me quedó de por vida.  Tenía una muy buena relación, se vino a vivir con Bianca (su bebé de un año y medio) a mi casa. Mi hermana  se me escapaba a bailar, le encantaba, tenía 21 años. Entonces la noche anterior la había puteado, típica pelea de hermanos”. 

En la continuidad de su relato, Vélez agregó: “Y al otro día murió, es más cuando se va  de casa me quiso saludar y le corrió la cara. No era una pelea pelea, sino una discusión estupida. Desde ahí en adelante no me voy a dormir peleada con alguien de mi familia”. 

Además, la actriz sacó a relucir toda su honestidad al describir el sentimiento de culpa que la inundó durante años por el fallecimiento de Jazmín.  “Nos amábamos con locura. Me enojé esa noche. La culpa la tuve durante muchísimos años de haberle dicho que venga a vivir conmigo, le dije que se vaya de Puerto Madryn y que venga conmigo. Yo pensaba que si ella estaba en Puerto Madryn capaz que estaba viva”, exteriorizó.

Y para cerrar, Nazarena emanó una reflexión muy emotiva: “Después entendí que no era mi culpa, porque sino me iba a volver loca. Sino que era así, era el destino, que hice lo mejor, que me la traje para que sea feliz”.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig