Revelan los celos enfermizos de Barby Silenzi con El Polaco durante los ensayos de La Academia: “Era muy…” – Revista Paparazzi

Revelan los celos enfermizos de Barby Silenzi con El Polaco durante los ensayos de La Academia: “Era muy...”

Quique Pérez, quien trabajó con ellos en el realitie, contó las tremendas escenas que presenció durante los ensayos.
TEVE
TEVE

Esta semana, Barby Silenzi y El Polaco quedaron afuera de La Academia de ShowMatch al perder frente a Pachu Peña y Flor Díaz. Y ahora, que el telón finalmente cayó delante de la pareja, su excoach Quique Pérez decidió contar lo que vivió con ellos en todo este tiempo.

“Cuando empezamos a ensayar con Muriega, de repente caía Barby a los ensayos con cara de culo y era una situación incómoda”, dijo Quique, que aclaró que él se llevaba muy bien con El Polaco, a quien conoce desde hace años.

De visita en Intrusos, Pérez no se ahorró detalles al relatar el incordio que fue trabajar con ellos, especialmente cuando la bailarina se lesionó en la pista del ciclo y tuvo que cederle su lugar a su amiga Celeste Muriega. ¿El motivo? Los tremendos y enfermizos celos de Silenzi que hacían de cada jornada una tortura para todos.

Se sabe: Barby es súper celosa del papá de su hija Abril y no lo oculta. Sin embargo, el excoach contó que tanto él como el resto de su equipo pensó que con Muriega “iba a estar todo bien”. Craso error: el aire se cortaba con tijera cada vez que Silenzi aparecía.

“Yo calculo que es porque es celosa”, dijo el bailarín, antes de opinar que la morocha podría haberse esforzado un poquito en “disimular” su mala onda y sumar algo positivo a los ensayos. “Siendo ella bailarina profesional nos podría haber dicho ´me parece que esto por este lado, quizás no´, ´¿y si probamos esto?´”, señaló.

“Pero no: ella llegaba, caía con mala cara”, aseguró. “¿Y cuál era la actitud de él ante la cara de ella?”, quiso saber Karina Iavícoli sobre cómo reaccionaba el rubio. “Incomodidad, claramente. Había incomodidad en todo el ambiente. Y Celeste también se sentía así”, indicó.

Quique insistió en que, desde un principio, creyó que Barby iba a los ensayos para aportar, pero la realidad fue que ella hacía todo lo contrario: iba a controlar. “Nunca un ´chicos, ¿necesitan algo?´”, recordó.

Por otra parte, el entrenador contó que su relación con la bailarina no era la mejor y que la mala onda derivó en discusiones cuando ella tuvo que alejarse del certamen obligada por la fisura que sufrió en una costilla. ¿Las razones? Sus celos, otra vez.

“Cuando Barby se lesionó, ella nos dijo que iba a necesitar casi dos meses de recuperación. A la semana que empezamos a ensayar con Celeste, ya quería hacer el caño, y nosotros sabíamos que era un riesgo para la producción, para ella y para mí”, cerró.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig