in

Rial-Tauro, una larga relación salpicada por gritos, peleas, acusaciones, portazos y regresos forzados: “Somos un matrimonio profesional”

El estudio de Intrusos fue testigo de sus duros cruces por los temas más diversos: desde la maternidad y los malos tratos hasta la forma de contar las cosas.

La de esta semana puede haber sido la peor, pero no fue la única. Jorge Rial y Marcela Tauro ya protagonizaron un montón de peleas y discusiones al aire que aquí repasaremos, una por una. Muchas veces estuvieron cerca de la ruptura definitiva, pero siempre volvieron. El propio conductor de Intrusos definió a la traumática relación como “un matrimonio profesional”.

Fue, sin dudas, uno de los temas de la semana. Y se generó hablando de otros de los temas de la semana: la detención del doctor Rubén Muhlberger y el funcionamiento de su controvertida clínica. En el piso estaba el ex recepcionista del centro estético. Tauro dio una información pero no quiso revelar su fuente, y Rial la cortó en seco: “si no vas a dar nombres, mejor no digas nada”.

Las reacciones se sucedieron en cadena. Al fastidio de Tauro y al enojo del conductor les siguieron una serie de decisiones que pusieron en duda la continuidad de la panelista en el programa. Al otro día ya no participó del envío, y horas después trascendió que había sido suspendida por lo menos hasta el lunes.

Tauro disputa con Daniel Ambrosino el título de “figura más antigua de Intrusos sacando a Rial, claro, el creador del histórico ciclo de espectáculos. En cuanto al panel, arrasa: el popular “Dany” fue notero durante mucho y ella lleva una indiscutida delantera entre quienes ocupan los sillones. En todo ese tiempo se peleó varias veces con JR.

La más recordada sucedió cuando Tauro acusó a Rial de haberla maltratado. Hablaban del empoderamiento femenino cuando el conductor quiso saber si sus panelistas habían sufrido algún hecho “violento” o “discriminatorio”. Debora Damato dijo que casi se muere cuando ejercía el periodismo deportivo, y Tauro sorprendió cuando le enrostró a Rial un episodio de gritos y malos tratos cercano en el tiempo.

Además, Tauro extendió el reclamo al resto de sus compañeros. “No lo digo solo por vos, Jorge, también lo digo por ustedes, que se hacen los defensores de los derechos y ese día se quedaron calladitos”. El silencio fue general. Absorto, Rial intentó explicar que la discusión había sido “laboral y no personal”, recordó que “ese dìa me quisieron renunciar todos” y Tauro le reconoció que “el cambio que estás haciendo es fenomenal

Una vez hablaban de la separación de Pico y Pampita. El tono de la charla venía medio jocoso y Tauro, que había aportado una información picante, en un momento explotó. “Al final, yo estoy remando como una neura y nadie me da bola”, gritó y amagó con irse. “Pará, Tauro, qué te pasa, estamos jodiendo” se atajó Rial. “¿Estás mal?”, le preguntó el conductor. “Sí” le respondió ella, quien minutos después, furiosa tras discutir con Angie Balbiani, lo interrumpió y le dijo “entonces no hablo más”. “¡¡Bueno!!” exclamó Rial, que ni siquiera intentó cambiarle la actitud.

Rial y Tauro se pelearon hasta por Daniel Gómez Rinaldi, que fue parte de Intrusos pero se fue mal con el líder del envío. En el piso estaba Cristian U, que venía de pelearse feo con Gómez Rinaldi. “A mi me sirvió la pelea porque me enteré que Gómez Rinaldi estaba trabajando” disparó Rial, y Tauro no se la dejó pasar.

“No, Jorge, no digas eso porque me ponés en un lugar incómodo. Soy amiga de Daniel y por suerte tiene dos trabajos, uno es en el programa de Rocasalvo” le dijo de frente march. “Sí, 2,8 de rating, lleva el fracaso a todos lados” devolvió Rial, y Tauro tampoco se quedó callada “bue… si vamos a hablar de rating, qué se yo…” completó ella, tirando una indirecta sobre la caída de las mediciones de Intrusos.

Discutiendo sobre la relación de Wanda y su papá, Andrés Nara, terminaron en un acalorado cruce por lo que es la paternidad. Tauro consideró que “el lazo de sangre ya es importante” y Rial puso de manifiesto que “no, lo importante es cómo actúas como padre”, y ante una nueva respuesta de Tauro dijo “no, parir pare cualquiera. Ser padre es otra cosa. Parir para cualquier pelotudo”.

“No, cualquier pelotudo no, a mi me costó parir” le contestó Tauro, en el pico de tensión de aquel día. Una intervención de Luis Ventura -quien por entonces era el ladero de Rial en Intrusos– calmó un poco las cosas, aunque tanto la panelista como el conductor siguieron intercambiando opiniones, ya sobre la conveniencia o no de publicar una nota.

Comentarios