Rodrigo Lussich se identificó con Lizy Tagliani y se quebró al contar que no puede ser padre – Revista Paparazzi

Rodrigo Lussich se quebró y contó qué fue lo que causó su separación: "No me animo a..."

El conductor de Socios no pudo contener la emoción, y más allá de sus lamentos dijo que "todavía pienso en la adopción".
TEVE
TEVE

Todo el país se sensibilizó cuando Lizy Tagliani confesó sus profundos deseos de ser madre. Rodrigo Lussich fue un poco más allá todavía y en Socios del espectáculo se quebró al hablar del caso y contar su propia experiencia con el tema. "No me animo a ser papá", se lamentó el conductor del programa chimentero de los mediodías del 13.

"Estoy por cumplir 50 años y la verdad es que no sé si seré capaz", contó Lussich ya al borde de la emoción. Y aunque prometió que haría todo el esfuerzo posible para no llorar "porque no es lo mío ni es esa la intención", no pudo contener las lágrimas cuando describió el proceso interno que atraviesa por el deseo no concretado de tener familia.

"De alguna manera, más allá de todo lo que uno ha avanzado en todo este tiempo, yo lo considero un proyecto de familia, de pareja, y bueno...ustedes saben que acabo de terminar una relación de tres años con Juampi, al que yo considero mi familia y que es una persona a la cual quiero mucho, eso es así. Pero claro, hay proyectos que teníamos que quedaron ahí...", reconoció Lussich. Efectivamente, el conductor uruguayo sorprendió a propios y extraños hace unos meses al admitir públicamente que se había separado de su novio y prometido, Juampi Kildof.

"Estaba el proyecto del casamiento, que quedó en la nada por diversos motivos, y también esto... Que probablemente yo no me haya animado a ir más allá y dar otro paso. No lo sé, lo trato en terapia porque es algo que pienso y que por supuesto que afecta" siguió con su sincero discurso.

Cuando le preguntaron por los motivos de que no haya tenido hijos, Lussich respondió que "no lo sé, puede ser por miedo. Y también hay una cuestión que puede ser totalmente narcisista, de no aceptar que uno tiene que dejar de pensar siempre en uno y tiene que compartir la vida con otra persona. Uno se mira el ombligo todo el tiempo y hay que dejar de hacerlo".

"Evidentemente debe ser una limitación mía. Y yo envidio a los que pueden hacerlo, por eso me llegó tanto lo que contó Lizy. Me sentí muy identificado con ella", repitió Lussich, quien sorprendió al asegurar que "quizás tendría que haber sido padre cuando era joven y todavía tenía alguna relaciones heterosexuales. Si lo hubiera hecho en ese momento, hoy tendría un hijo de 20 años, más o menos. Hoy me lo reprocho".

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig