in

Tras el escándalo con Kun Agüero, Gianinna Maradona le dedicó un profundo mensaje a su familia: “De ustedes aprendí todo lo que soy”

La hija del 10 reflexionó sobre su familia y contó que se siente “agradecida”.

El escándalo entre Gianinna Maradona y su ex, Sergio Kun Aguero, por no haber hecho partícipe a su hijo Benjamín del cumpleaños del futbolista desató la furia de todo el clan Maradona. Dalma y Claudia Villafañe se sumaron a la polémica con fuertes mensajes.

En modo de agradecimiento, Giannina publicó una foto retro junto a su hermana, su mamá y Diego Maradona y escribió un profundo mensaje de reflexión acerca de su familia: “De ustedes aprendí todo lo que soy. Prudente, como la Claudia, un fuego, como el Diego, protectora, como mi hermana. Soy real como ustedes. Me equivoco, sé pedir perdón, hablo y lloro mucho, digo lo que pienso a quienes amo, no puedo ser careta. Sensible nivel mil. Soy leal a mi forma de ser como lo son ustedes conmigo, aunque veamos la vida de diferentes colores”, escribió.

Y se refirió a que si bien nunca fueron perfectos, así son muy felices: “La familia feliz y perfecta con el jardín y el perro nunca estuvieron en mis dibujos y AMO que así sea. Lo agradezco. No sería la mamá que soy hoy, no hubiese formado así mi propia familia de dos. Solo voy a decirles gracias una vez más. Desde el silencio de mi vieja hasta la foto mental de mi hermana y mi viejo subidos al Scania (ese con el que papá nos iba a buscar al colegio). Me enseñaron lo que sí, lo que no, lo que quería igual y lo que quería cambiar. Pero si de amor incondicional se trata, en las malas si levanto la mirada están ustedes. Cada uno como puede, a su ritmo… Nada es perfecto, ni los malos momentos son para siempre”.

Luego, la mamá de Benjamín remarcó que aprendió a reirse de las críticas y de la mala onda: “No me tomo nada personal. Cada uno recibe lo que lee y escucha como puede. Ya no me hago cargo del otro, sí de mí. Busqué mil formas de encontrarme y de encontrar mi paz en cada tempestad. Y así voy por la vida, dejando más huellas que cicatrices. Ya no me creo lo que dicen que soy, me basta con mirar a Benja. Acepto, avanzo y cierro. Abrazo a mi hijo, como ustedes me abrazaban, disfruto de ser su mamá”, sostuvo.

Antes de concluir, contó que hoy duerme en paz y es muy feliz “aunque a muchos les joda”. “Sé que los tengo y eso me basta. LOS AMO, ayer, hoy y SIEMPRE. Así como somos, nos celebro y nos amo”, cerró con ternura.

Comentarios