in

Cinthia Fernández tomó una drástica decisión después del like y la pelea con Defederico: “Lo…”

La panelista contó cómo reaccionó después de ver que su ex le daba me gusta a la noticia de que se quedaba sin trabajo.

Cinthia Fernández tuvo una furiosa reacción al enterarse del like y el emoji de aplauso de Matías Defederico ante la noticia de que ella se había quedado sin trabajo. En Hay que ver, en las tardes del 9, la panelista contó que decidió bloquearlo, después de reprocharle por escrito su actitud.

“Yo puedo ser una loca, tener un personaje en la televisión pero tengo razón en esta… Le escribí para decirle y lo bloqueé. Le puse ´vos sos un cara dura, sos un desagradecido´, y lo bloqueé. Ya no tiene sentido. Si ya pasamos toda la etapa del quilombo que es un divorcio, y más con dos personas mediáticas, ¿qué somos, Nicole (Neumann) y Cubero (Fabián)? Que otra vez la vuelve…ya me pudre”.

“Le escribí para decirle y lo bloqueé. Le puse ´vos sos un caradura, sos un desagradecido´”, contó Cinthia sobre el contenido del mensaje a Matías.

“¿No llegaste a ver su respuesta?, yo le hubiese preguntado por qué lo hizo…”, le consultó Fernanda Iglesias. “No, porque ni siquiera me interesa, no tiene justificativo, por más que venga… es de pelotudear con el Twitter, de no tener otra cosa que hacer, de estar al pedo y hacer eso. Y es una falta de respeto a lo que yo hago día a día, en mi casa y con mis hijas que son sus hijas también”.

“No entiendo cómo aplaude pone un like de una persona que, supuestamente, se queda sin trabajo. Y aplaude un like de ´úh, el ex le pasa la cuota alimentaria´, que no es cierto que me pasa el total, me pasa una parte, pero aplaudís. ¿Qué aplaudís? Si es tu obligación”.

“Las nenas tienen otro mambo: están tan acostumbradas a mi que no quieren ir a la casa de él”.

“No le da, no le da la cabeza. Por su trabajo nunca pudo estar como está cualquier padre, es un trabajo atípico, tanto el de él como el mío. La más chiquita lo conoce prácticamente casi nada porque estuvo ocho meses en un lado, diez en otro, un año que yo elegí no acompañarlo, un montón de cosas”.

“Y separados también está jugando afuera. Y las nenas tienen otro mambo: están tan acostumbradas a mi que no quieren ir a la casa de él. No es que no lo quieran pero es una cuestión de costumbre”.  

Comentarios