Migue Granados reconoció que es adicto y no puede dejar a pesar de que intenta – Revista Paparazzi

El drama de Migue Granados por una adicción que no puede dejar: “Empecé por canchero y ahora soy su esclavo total”

El actor y humorista confesó que si bien le da asco no puede dejar de fumar.
TEVE
TEVE

El actor y músico argentino se animó a participar de Seres Libres, el programa que conduce Gastón Pauls en Crónica TV, donde se genera un clima íntimo e invita a las figuras a revelar su lado más oscuro. Y fue en ese mano a mano que Miguel Granados confesó su adicción al cigarrillo y cómo lo padece.

Desde el humor que lo caracteriza, pero sin restarle la importancia que amerita su situación y desde la conciencia de que no es bueno para su salud el tabaco que consume, el ex integrante de Sin Codificar se sentó y habló de su experiencia como fumador de antaño.

“¿Si me siento esclavo de algo? Con el pucho. Lo siento así desde que lo quise dejar y no pude, o desde que creí que podía dejarlo y no podía. Lo padezco, ciento por ciento, me da asco. Lo descubrí las veces que lo dejé y me sentía muy pulcro. El olor”, comenzó a compartir Granados

Y siguió: “Soy esclavo del pucho, creo que soy el dueño pero no… esclavo total. Empecé a los 15 años para hacerme el canchero. Haciendo la cuenta de todo lo que fumé como me gustaría no haberlo fumado. Me vendría bien pegarme un sustito así lo dejo…”.

“Cuando me hago estudios, soy muy hipocondríaco… cuando me hago la placa de pecho una vez al año y el loco hace clack ya le pregunto: ¿Y? El cigarrillo es una compañía chota, no me imagino muchas cosas sin el pucho, no puedo cagar sin el pucho, puede no haber inodoro, pero tiene que haber un pucho…”, reconoció Migue.

"Soy esclavo del cigarrillo, es una compañía chota. No me imagino muchas cosas sin el pucho. Lo padezco", reconoció el artista.

Asimismo, y continuando la charla con Pauls, Granados sumó: “El cigarrillo todavía no me quitó nada…si capacidad… pero no lo compruebo por que no hago salto con vallas, no corro maratones. El hidratito, me gusta comer porquería, es lindo”. 

Yo soy muy boludo y todo lo que tenga un lindo packaging me lo vendés y si venden unas papas fritas que vienen con cáncer y tienen un paquete hermoso que esta Lebron James yo lo compro. Yo soy gordo de alma y de corazón, milito la comida, no es un nutriente para mi, soy fan… soy gordo porque como mucho a la noche, el momento mío de falopa de comida es a la noche”, agregó.

“El packaging de los cigarrillos no me impresiona. Más amarillo es imposible y no me afecta. Me preocupa mucho el pucho, ya lo estoy viendo oscuro, lo de la comida lo puedo controlar como dice un adicto, lo disfruto, el pucho lo padezco…”, cerró Granados.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig