in

El Pollo Alvarez se cruzó con Agustina Kampfer por el lenguaje inclusivo: “No me va decir chiques”

En Nosotros a la mañana, el conductor y la panelista discutieron por el idioma. ¿Atrasan o adelantan mucho?

El Pollo Álvarez se manifestó en contra del lenguaje inclusivo. Desde la pantalla de su programa, Nosotros a la mañana, el conductor aseguró estar en contra de la terminología “chiques”.

En pleno vivo del periodístico de El trece, lo que pareció empezar con tono de humor terminó en una reflexión tajante y en un intercambio de opiniones con Agustina Kampfer, una de las integrantes del panel, que derivó en un picante cruce en pleno desarrollo del aire.

Con ánimo de anunciar en los lugares donde ya estaba lloviendo, celular en mano, el líder del equipo informó que en la provincia de Santa Fe ya estaba “cayendo agua” en algunos lugares, igual que en Alberti, provincia de Buenos Aires, y en San Fernando.

“Yo quiero ser parte de las dos cosas (de la historia y del futuro) y yo digo chicos y chicas”, sostuvo el Pollo.

Nicole Neumann, cuando quieras, el clima lo hago yo (ella es la encargada de informar la tendencia del día, en cuanto al pronóstico)”, le dijo en broma a la rubia, que rápida de reflejos le respondió: “Cuando quieras… Ya te dije que la naturaleza no es una ciencia exacta… Todo puede pasar. Pero que iba a llover, iba a llover”.

Eso fue el pie para que el Pollo hablara de su postura frente a la “moda”, “nueva tendencia” o costumbre que llegó para quedarse, del lenguaje inclusivo. “O sea, chicos, a todos ustedes. Chicas y chicos…”. En ese momento, se escuchó casi en off a Tomás Dente, que dijo “chiques”, lo que generó una inesperada respuesta de Álvarez. “No, chiques, no”, acompañando su expresión con una postura corporal que enfatizó el desacuerdo con el modismo.

“Que cada uno hable como quiera, pero yo chiques no”, enfatizó Alvarez.

“No, no, no, a mí, no”, sumó el periodista, y escuchó la filosa respuesta de Kampfer: “Bueno, decidan si quieren ser parte de la historia o del futuro…”, lo que generó la mirada entrecruzada entre todos los panelistas y un clima que se vivió tenso no solo en pantalla sino también en el estudio de tele, de Palermo.

Rápido de reacción, el comunicador remató. “Yo quiero ser parte de las dos cosas y yo digo chicos y chicas. Que cada uno hable como quiera pero yo chiques, no”. En valiosos tiempos de libertad de expresión, cada uno es dueño de manifestarse como desee, siempre que sea con respeto, ¿O no?

Comentarios