La crítica de Tartu a Susana Giménez y a Mirtha Legrand: «Son profundamente incultas y brutas por…» – Revista Paparazzi

La crítica de Tartu a Susana Giménez y a Mirtha Legrand: "Son profundamente incultas y brutas por…"

Tartu les pegó a Susana y a Mirtha
Convertido en un punzante y agudo analista del planeta farandulero, el periodista liquidó a las divas.
TEVE
TEVE

Mucho más conocido por su apodo (Tartu) que por la identificación que lleva en su documento, Augusto Tartufoli les pone nombre y apellido a las cosas: cuando algo le gusta lo dice sin dramas. Cuando está feliz por un triunfo de Boca lo manifiesta sin medias tintas. Lo mismo cuando algo "no le cabe" o le parece feo: lo expresa caiga quien caiga. Convertido en un agudo analista de la realidad farandulera, bostera, social y política, ahora les dio con todo a Susana Giménez y a Mirtha Legrand.

Las dos divas máximas de la Argentina -la otra es Moria Casán, por detrás suyo vienen la Alfano y Graciela Borges, para muchos la reina eterna del cine, y en la carrera por llegar al firmamento definitivo parece estar anotándose Pampita- probaron de la ácida medicina del periodista después de la famosa nota que la Su le hizo a Wanda Nara frente a la Torre Eiffel de París.

Poco después de concretar la entrevista -de la que se vio sólo una parte, ya que el resto estará disponible en unos días en una plataforma de pago- Susana emprendió el regreso a Buenos Aires, una ciudad de la que es un ícono pero con la que últimamente mantiene una especie de relación amor-odio. Incluso, la estrella prefirió pasar la mayor parte de la cuarentena en Uruguay, donde sufrió todo tipo de infortunios.

Sorpresivamente, Tartu cargó contra Susana y en el revoleo de "merde" medio de rebote la ligó Mirtha. "Susana ya se vuelve de Paris. Se siente incómoda en Europa, como Mirtha. Gente q podría disfrutar sin preocupaciones del arte, los museos, la vida cultural de Europa. Pero no. Son profundamente incultos. También es gente que tiene casas en lugares de playa pero no va al mar. Brutos", escribió en su brutal descargo digital.

Obviamente, semejante publicación se llenó de comentarios tanto de sus seguidores (casi 567 mil, una bocha) como de ocasionales lectores de su escrito. Algunos apoyaron su idea y hasta agregaron consideraciones dentro de todo parecidas a la suya, pero también hubo mucha gente que criticó sus palabras con una dosis de acidez parecida a la que había utilizado él.

Así, a Tartu lo trataron de envidioso, de resentido y hasta de obsesionado con las vidas ajenas. Hasta algún usuario le puso que "se había ido al carajo". Ahí el periodista ya fue más medido y apenas contestó que no sabe lo que es una obsesión. Parece que la crudeza la había gastado toda contra Mirtha y Susana, o con Wanda y Zaira Nara, a quienes había puesto bajo fuego unas horas antes.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig