in

La vida de Magaly Rodríguez, ex Gran Hermano, que dejó la TV por extrañar Mar del Plata:“Mis dos hijos son todo”

La exparticipante del reality reconoció que no se adaptó a Capital y rechazó propuestas de Telefé por ese motivo. Hoy disfruta de la vida hogareña en La Feliz, su lugar en el mundo.

Transcurría el 2001, un año paradigmático para la historia del país, un lapso complejo, repleto de acontecimientos. Inmiscuido en ese contexto, Gran Hermano brotó para cambiar todo en la pantalla chica. Un fenómeno irracional, que atrapó a toda la sociedad, con picos de rating monstruosos, que no se entenderían en esta era de lo multiplataforma. En esa segunda edición germinaron figuras como Silvina Luna, Ximena Capristo, Alejandra Martínez y Gustavo Conti. También dejó su huella Magaly Rodríguez.

Esa joven de 22 años que brillaba con su belleza, llegó desde Mar del Plata y transitó 56 días por la casa más famosa. La rubia continuó ligada a la exposición con participación en obras teatrales, en Carlos Paz con Carlos Sánchez y Laura Fidalgo, y en La Feliz con Paolo el rockero

La explosión de GH le abría un campo fértil para desarrollarse, de hecho, Telefé le acercó varias propuestas. Sin embargo, Magaly tomó un camino distinto, que la mayoría no hubiese elegido. Así se lo contó a Paparazzi: “Rechacé dos propuestas para la TV, entonces me agarró un productor y me dijo que ‘sos muy querida por el canal, pero estás quedando muy mal porque no podés rechazar ofertas ahora que estás en el boom, si no estás segura te diría que rescindas el contrato y después veas’”.

Claro que esa circunstancia tuvo otro capítulo más pintoresco. “A los dos días esa charla, estaba en la oficina de Marcos Gorban terminando el contrato y me dijo ‘que boluda sos’, con buena onda. Así que me volví  Mar del Plata”, detalló Magaly. 

Pensar que miles y miles quisieran estar en esa posición, con las puertas abiertas a los medios. Por eso, ante la profundización de los argumentos de esa determinación, Rodríguez soltó: “No me pude acostumbrar a ese monstruo que es Buenos Aires, me asustó. Sí me trasladan todo eso a Mar del Plata soy la primera en meterme. No es que no lo hago porque no quiera o no me guste, es que no voy ni loca a Capital. De hecho, es algo que me hubiese gustado hacer, estoy en contacto con algunos productores, quedé con muy buena relación”.

La vida al lado del mar

Luego de alejarse de las luces porteñas, Magaly retornó a su lugar en el mundo y transitó por muchas emociones. “Me volví a mi ciudad que amo, que no cambió por nada, es el intermedio entre un pueblo y Capital, es la ciudad perfecta. Tuve varios laburos, en el 2006 me casé, tuve dos hermosos hijos varones, que son todo. Son todo lo que me hace bien, vivo por ellos. Estoy separada hace tres años, tengo la mejor relación, es un muy buen padre”, detalló. 

Respecto a su cotidianidad, Rodríguez contó: “Soy una mujer multifacética, trabajo, estoy muy abocada a los nenes, el colegio, entrenamiento del más grande, de 11, que juega en Aldosivi. Así que los domingos vamos con el termo y a la cancha a morir. Nos cagamos de risa, porque el fútbol lo disfrutamos. En cuarentena viviéndola re tranquila, los fines de semana los nenes se van con el papá y conectó conmigo. Disfrutó de la soledad, tocó el ukelele, conecto con las plantas a morir, las amo”.

Hace dos años armé un grupo de WhatsApp, tenemos la mejor, cada uno con sus cosas, ninguno cambió su personalidad

Contacto con los hermanitos

Ya casí transcurrieron dos décadas de esa experiencia descomunal en Gran Hermano, pero lejos de diluirse en un arpón de los recuerdos, Magaly sigue conectada, hasta fue la encargada de armar un grupo de WhatsApp para reunirlos a todos.

Con Silvina Luna y con Roberto Parra son los que más me veo, porque son los que más viajan. No voy para allá, a Buenos Aires le disparo. Hace dos años armé un grupo de WhatsApp, tenemos la mejor, cada uno con sus cosas, ninguno cambió su personalidad. El combativo es combativo, el chistoso es chistoso, el soberbio es soberbio. Todos seguimos con la misma personalidad, 20 años después”, relató la rubia.

CON SILVINA LUNA Y ROBERTO PARRA EN MAR DEL PLATA.

Comentarios