in

Mariana Brey y Karina Iavícoli confesaron que rompieron la cuarentena: qué las motivó a “bailar en la costanera”

Mariana Brey y Karina Iavícoli se fueron a un conocido boliche y como estaba cerrando terminaron comiendo hamburguesas y bailando en la calle.

Los primeros programas de Cantando 2020 tienen entusiasmadas a Mariana Brey y a Yanina Latorre. Las dos integrantes de Los ángeles de la mañana tienen sus intereses definidos sobre el concurso de las noches de El trece.

La rubia porque es el lanzamiento en tevé como artista de Lola, la hija que tiene con Diego Latorre. Y la periodista porque siempre quiso participar de un show de esas característica y finalmente se le dio la oportunidad.

Con la energía en alza, felices y sin ganas de terminar la noche simplemente yéndose a dormir, Brey y Karina Iavícoli, compañera suya en el programa de Angel De Brito, se quisieron divertir como en los viejos tiempos, donde la realidad era completamente diferente a los que nos toca vivir desde el mes de marzo.

Tiempos donde la pandemia de Covid 19 no era una preocupación mundial, donde no existía un recuento diario de la cantidad contagiados y de lamentables fallecimientos, donde el distanciamiento social no era una medida preventiva ni el país estaba en vilo por una enfermedad que todavía no tiene una vacuna para “hacerle frente”.

“Son una caraduras…”, le reprochó Angel De Brito en vivo en eltrece.

Así y todo, Mariana y Karina Ivaícoli (Andrea Taboada fue a acompañarlas al vivo pero como Yanina, después se fue a la casa) tuvieron un objetivo y lo concretaron: divertirse. Se acercaron hasta la puerta de Tequila, uno de los boliches más selectos de Capital Federal, sobre la Costanera Norte.

LAS PUERTAS CERRADAS PARA BREY

Y al encontrarse, claro, que el lugar estaba cerrado, tal cual se sabía y ellas eran conscientes de que sucedería, siguieron camino con ánimo de transformar la salida en una “fiesta”, a pesar de las circunstancias y de los pedidos gubernamentales para el cuidado y protección de la salud de todos.

KARINA IAVICOLI Y ANDREA TABOADA FUERON A ACOMPAÑAR A MARIANA BREY Y YANINA LATORRE

Siguieron camino recorriendo calles, ya casi de madrugada, y terminaron en un local de comidas rápidas comprando hamburguesas. Charla va, charla viene en voz alta, abrieron las puertas de sus autos, pusieron música fuerte y bailaron en plena vía pública.

Tal cual ellas mismas contaron como anécdota “graciosa”, el conductor del programa de las mañanas y líder de equipo, les “interrumpió” el relato haciendo hincapié en que habían roto la cuarentena, algo que ellas misma solían criticar en otras personas.

“Hacen un trabajo esencial…”, intentó defender Andrea a sus compañeras de LAM. De Brito no estuvo de acuerdo.

A lo que, rápidas de reflejos, las comunicadoras respondieron asegurando que habían bailado en la calle”, para marcar la diferencia con quienes infringen las reglas y se reúnen pero puertas adentro de un domicilio.

Y aunque Taboada trató de “defenderlas” diciendo que ellas hacen un trabajo esencial, De Brito remató con un: “son unas caraduras”. Como propone la justicia nacional: a confesión de partes, relevo de pruebas.

Comentarios