Mauricio D’Alessandro confirmó que Martín Redrado le pagaba a Luciana Salazar por ser su pareja: «Tenían pautada una…» – Revista Paparazzi

Mauricio D’Alessandro confirmó que Martín Redrado le pagaba a Luciana Salazar por ser su pareja: "Tenían pautada una..."

El abogado contó un dato inesperado, que sobrevolaba pero que carecía de una corroboración.
TEVE
TEVE

Una historia sin fin. Una trama que nunca concluye, que a pesar de los años continúa desentrañando misterios. La conexión de Luciana Salazar y Martín Redrado se alimenta de acusaciones, de recriminaciones y de una gama extensa de nuevas revelaciones.

La modelo salió en los medios a aseverar que el economista se había propasado en algunas ocasiones con sus intenciones y que sus abogados le confirmaron que ese accionar se trataba de un abuso. Además, de la bronca que transmitió en redes por cortar el pago de la mantención de sus óvulos congelados en Estados Unidos.

Ahora apareció una voz que aporta un dato sensible, que refiere a esa incógnita que siempre rodeó a Luli Pop y Redrado, que se vincula con el contrato privado que sellaron, que incluía unas obligaciones económicas del político para con la blonda.

Se trata de Mauricio D’Alessandro, que en un diálogo con Socios del espectáculo prendió la mecha de esta información explosiva y que sacude a todo el universo de la farándula. “Escuché a Ana Rosenfeld decir que él no podría ser el padre biológico de Matilda y que por lo tanto había instado a Luli a que tuviera esta hija, entonces tenía obligaciones… Es bastante difícil eso”, opinó.

Hasta que soltó la granada con el dato esclarecedor y sumamente novedoso en esta intrincada relación de Salazar y Redrado:  “Es difícil establecer obligaciones respecto de un tercero. Luciana y Martín tenían un contrato bastante raro. Ellos tenían pautada una suma mensual que él tenía que pagarle a Luli simplemente por ser su pareja…”.

El letrado exteriorizó un análisis más exhaustivo del caso y aseveró:  “Luli trabaja. No va a obligar a un tercero a proveer alimentos de una nena solo porque él prometió eso. Martín Redrado puede prometer que va a hacerlo, pero siempre tiene que haber una contraprestación. Acá solo había una liberalidad a un tercero y una promesa”.

Más allá de los vericuetos legales, de los arreglos particulares que pudieron ejecutar Luciana y el economista, la confesión de D’Alessandro de una obligación económica por el simple hecho de ser su pareja rompió con todo lo preestablecido y arrojó mucha luz en esta historia enmarañada.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig