in

Revelan en Intrusos una teoría sobre la actualidad de Diego Maradona: “Le inventan un universo paralelo para tenerlo entretenido”

Según el periodista Daniel Ambrosino, al entrenador de Gimnasia le bloquean los canales de aire y le inventan mensajes de WhatsApp.

El primer antecedente de una cosa así va a cumplir 100 años. El gobierno de Hipólito Yrigoyen, elegido por el voto popular, era cuestionado por los sectores más poderosos de la sociedad. El peludo estaba grande y su poder, debilitado. Para que no sufriera, sus partidarios le armaban un diario especialmente a él, sólo con buenas noticias.

Se lo conoce hasta el día de hoy como “El diario de Yrigoyen“. Casi un siglo más tarde, con Diego Armando Maradona sucedería una cosa así según la teoría que esgrimió Daniel Ambrosino, uno de los periodistas mejor informados del país, en el aire de Intrusos.

Para el popular y querido Dani, a Maradonale arman un universo paralelo” para que sólo se entere de las cosas que su entorno decida que le lleguen, algo que tiene algún punto de acuerdo con lo que piensan Dalma y Gianinna, las hijas del dt de Gimnasia.

Por ejemplo, no puede ver los canales de aire. Los tiene bloqueados. América, nuestro programa, no lo puede ver. A veces, solo le habilitan los canales deportivos” informó Ambrosino.

En sus servicios premium, los sistemas de cable suelen tener “filtros de programación“. En general lo usan los padres cuando quieren que sus hijos no vean determinados canales, pero hay pocos registros de adultos o personas mayores a los que se les impida ver determinadas cosas.

“Además -agregó Ambrosino, que todas las noches desde las 22:30 conduce con Adriana Salgueiro el programa Espléndidos e infidentes por la AM 990le arman todo un circuito de mensajería a través del teléfono para que Diego después responda esos supuestos Whatsapp que le van haciendo llegar durante el día“.

Pero si es así -sentenció Jorge Rial, el conductor del programa- lo tendrían como secuestrado”. Nadie se opuso a la idea. Y así se escribe, parece, el diario de Yrigoyen en su versión trespuntocero.

Comentarios