in

Rocío Oliva protagonizó una enigmática noche de cuarentena: dos copas de vino y tres botellas vacías

La ex de Diego Maradona parece que disfrutó de una velada muy placentera en plena pandemia. La misteriosa foto que lo confirma.

A los famosos les encanta jugar a los enigmáticos. Hacerse los misteriosos se transformó, últimamente, en uno de sus deportes preferidos. Nunca más apropiado: futbolista, propagadora del futbol femenino y también ex de Diego Maradona, el mejor jugador de todos los tiempos, Rocío Oliva pasó una noche que seguramente dejará alguna tela para cortar.

Dos copas y tres botellas de vino tinto vacías. Una velada bien regada, bien saboreada y bien vivida por aquellos que llenaron sus bocas con burbujas, sonrisas y palabras. Una mesa con otros vasos en otro rincón y algo que parece un regalo: un papel blanco con un moño rosa. Eso es, a primera vista, lo que se ve en la foto que tomó Rocío.

¿QUE QUISO DECIR ROCIO CON ESTA FOTO? DOS COPAS, UN PAR DE VASOS, TRES BOTELLAS DE VINO.

Más al fondo, un televisor encendido donde se ve a un guitarrista, aunque no se advierte quién es. Más acá, una botella de tinto ya acabada donde se puede ver una etiqueta negra y tres letras doradas que le dan título al vinito que encendió los espíritus andariegos: IRA. Así se llama.

Rocío escribió una sola palabra. Nada más. “Muchaaaaa” puso ella. ¿A qué se refería la rubia? ¿A la ira? ¿A la alegría de haber pasado un buen momento? ¿A la “música” que estaba escuchando en ese momento? ¿Era un mensaje para alguien?

DESDE QUE SE SEPARO DE DIEGO MARADONA, A ROCIO NO SE LE CONOCIERON NUEVAS RELACIONES. A EL TAMPOCO.

Una vez más, sólo el tiempo tendrá la respuesta. Después de separarse de Diego, a Rocío no se le conoció nueva compañía. Alguna vez, durante un viaje a Brasil, dijo que “estaba muy bien” y los rumores se dispararon, pero ella misma desmintió que estuviera empezando una relación

CUARENTENA MUY MOVIDA

Oliva no ha pasado, precisamente, una cuarentena calma ni silenciosa. A la labor que venía desarrollando como panelista del programa Fútbol sin manchas (domingos a las 13 por Canal 26) sumó una sorpresiva participación, los viernes, en Intratables. Allí habla de política y de cuestiones que tienen que ver con la actualidad.

Su nueva ocupación le valió más presencia mediática, claro. Así, llegaron algunas polémicas. Las hijas de Maradona la acusaron de seguir vinculada al actual dt de Gimnasia y de ser una de las personas que maneja su entorno, en su caso a la distancia.

LOS VIERNES, ROCIO ES PANELISTA DE INTRATABLES. FUE UNA DE LAS SORPRESAS TELEVISIVAS DE LA CUARENTENA.

También se entreveró en una fuerte pelea con el ex arquero de Vélez, José Luis Chilavert, y contó algo que nadie sabía: que Diego Armando Maradona, el hincha de Boca número uno del mundo, no vio la famosa superfinal de Copa Libertadores que los Xeneizes disputaron y perdieron contra River, en Madrid, el “nueve del doce del dieciocho“.

A diferencia de Maradona, Rocío es una reconocida simpatizante millonaria. Aquella vez, festejo ella. Levantó la copa. Como la otra noche, la de la foto misteriosa.

Comentarios