in

Silvina Escudero confesó una mala noticia del cierre de su escuela por la cuarentena: “Quebró, no la pudimos sostener”

La bailarina contó que el emprendimiento que tiene con su hermana Vanina no pudo soportar la inactividad del aislamiento y debieron clausurarla.

Los avatares del aislamiento social obligatorio en materia económica golpea en la sociedad. Muchísimos argentinos padecen las consecuencias del cese de muchas actividades y ese flagelo le llegó a Silvina Escudero. La bellísima morocha contó, con mucho dolor, que su escuela de danzas llegó a su fin. 

Ese emprendimiento que inició con su hermana Vanina, otra excelsa bailarina, en 2014 con mucha ilusión y que dispuso de una participación amplia de alumnos que se acercaron atraídos por la calidad y experiencia de las Escudero. No obstante, las normativas que impiden actividades de aglomeración de personas, las empujó a parar y con el transcurso de estos tres meses se les tornó imposible sostener los gastos.

En diálogo con Confrontados, el programa de Marina Calabró en Canal 9, Silvina explicó toda la situación. “Cuando todo esto empezó, Danzas Escudero cerró. Fue el 10 de marzo, si no me equivoco, cuando empezó la cuarentena que no era obligatoria y el presidente dijo ‘ traten de quedarse en sus casas’”, dijo sobre el origen del problema.

A la hora de profundizar en el desarrollo de los acontecimientos, la ex Bailando por un sueño retrató: “Obviamente, al ser una escuela y tener muchos alumnos juntos sí o sí para las clases, con Vanina decidimos cerrarla. Y estuvimos muy mal el primer mes, tratando de hablar con la locataria del lugar; y la realidad es que no la pudimos sostener. Ya son más de 3 meses que la escuela está cerrada, y la realidad es que Danzas Escudero quebró“.

Ya son más de 3 meses que la escuela está cerrada, y la realidad es que Danzas Escudero quebró

Con claros signos de tristeza, y angustia, Silvina intentó dejar plantada su postura de acudir a todos los mecanismos para volver a activar el emprendimiento. “Quiera Dios que cuando esto termine podamos reabrir en el mismo lugar, o en otro. La realidad es que Danzas Escudero tenía un lugar muy espacioso en pleno Martínez, con muchísimas metros cuadrados, y se nos hizo insostenible”, concluyó.

Comentarios