Una nueva denuncia contra Samanta Casais, la acusan de estafa: “Le vendió un local a dos personas distintas” – Revista Paparazzi

Una nueva denuncia contra Samanta Casais, la acusan de estafa: “Le vendió un local a dos personas distintas”

La polémica participante de Bake Off sigue sumando hechos oscuros en su vida.
TEVE
TEVE

Samanta Casais es una de las finalistas del reality de Telefé Bake Off, y hace unos días que está envuelta en una gama muy variada de polémicas. Primero por comprobarse su desempeño como pastelera profesional en un reconocido restaurante de San Telmo, lo que va en contra de las reglas del programa. Luego surgió a la luz su condena por homicidio culposo al atropellar a un hombre de 74 años. Ahora aparece otra complicación más.

El concuñado de Casais, Abel Cancela, salió al aire de Intrusos para detallar una situación confusa, que implica una estafa. Resulta que Samanta le ocultó el dato de ser propietaria de un local, y le inventó que estaba a nombre de su novio.

Como primera medida, Abel confirmó las presunciones de la profesionalidad de Samanta en el ámbito gastronómico. “A mí me la presentaron como pastelera, yo la conocí de esta forma”, detalló sobre su primer acercamiento a ella en 2017.

Me entero que Samanta era la verdadera dueña del negocio, no entiendo por qué no se hizo cargo

Luego, Cancela se sumergió en la maniobra escabrosa a la que fue sometido. “Años atrás con mi mujer pensamos poner un local gastronómico. Y en un charla familiar, la pareja de esta chica (Samanta) dice 'yo vendo mi local' ¿No lo quieren comprar?”, comenzó.

En la continuidad de la descripción de la estafa, Abel sostuvo: “Fui a ver el negocio, que quedaba en San Telmo, y estaba impecable. Arreglamos un número. Y después me empiezo a encontrar que había cosas rotas. Ahí me entero que ella (por Samanta) era la verdadera dueña del negocio. No entiendo por qué no se hizo cargo, por eso me siento defraudado”.

Me llamó alguien que me dijo que también le habían vendido el negocio, días antes de que me lo vendieron a mí

Pero el aspecto más escabroso llegó al final, cuando Cancela terminó por afirmar que lo embaucaron. “Un día me suena el teléfono y piden hablar con el dueño del negocio. Me llamaban porque en 48 horas iban a venir con un pedido de clausura al local. El que llamó me dijo que también le habían vendido el negocio, días antes de que me lo vendieron a mí. Había dos compradores. Además mi compra fue informal”, sentenció.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig